top of page
  • Foto del escritorIvette Estrada

Fragmentos de un sueño

Tuve un sueño fragmentado y loco. Dialogaba con personajes no imaginados, criaturas inventadas , mitologías de colores que llenaban la almohada de sonrisas. Caminé toda la noche entre la vigilia y el sueño, en esa geografía que no aparece en los mapas y que carece de nombre, pero paradójicamente es un sitio eterno. Ahí inicia la fantasía, ahí se traducen las verdades. Voy a ahí con menos frecuencia de la que me gustaría. Paso de un lugar a otro, todos inusuales, caleidoscopios de cuencas de tierra, llamaradas otras, selva virgen adentro de una caja de cerillos. Y la luna, la luna sobre la piel y adentro de la memoria, en medio del pecho para sustituir al corazón. Y los robles, siempre la dulzura de los robles. Realmente sueño muchas cosas que anhelo, casi todas. Men

os libélulas, a esas no he logrado mirarlas en ese dintel entre la realidad y lo que creo. Las libélulas no están en los pasajes oníricos, esos son seres de la vida.



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Día mundial del arte y la poesía

LOS TRES SELLOS: MUERTE, TIEMPO Y VIDA Por Ivette Estrada MUERTE Finitud. Ocasos que se vuelven ausencias, la no presencia, despedidas. Lágrimas en el cristal, sobre ventanas, en el fondo de los lagos

Recuerdo

Comments


bottom of page